Mitos y realidades del césped artificial para canchas en Parque Arboledas

Escrito por Julio Bolaños, experto en temas de medioambiente

 

Ante la polémica sobre una cancha de pasto artificial y la falta de información, es necesario cancelar el proyecto de Parque Arboledas.

Nada sustituye al pasto natural. Lo evidente es que la experiencia ha demostrado ser la mejor opción.

El proceso más conservador, que protege la salud de los usuarios y que hace viable su permanencia es el pasto natural.

El desarrollo de un proyecto serio debería incluir, cuando menos, los aspectos:

  • Financieros
  • Desgaste y durabilidad
  • Efectos a la salud humana
  • Impacto ambiental
  • Impacto mental y emocional

 

MITOS Y REALIDADES

 

MITO: Canchas artificiales ahorran dinero por su durabilidad

HECHO: Si bien los factores que influyen en los costos varían de campo a campo, en la construcción los costos de un campo de césped artificial superan con creces los costos de un campo natural.

 

MITO: El césped artificial requiere poco mantenimiento y, por lo tanto, poco o nada de costos anuales por este rubro.

HECHO: Aunque en algunos casos los costos anuales de mantenimiento pueden ser bajos para el césped artificial, todavía hay costos significativos involucrados. Todavía requieren personal y equipo para nivelar, limpiar, reparar alfombras, adiciones de relleno y redistribución. Cuando se combinan los costes de mantenimiento con los costos de construcción, un campo de césped natural suele promediar menos costos por año que un campo artificial.

 

MITO: Debido a que el césped artificial es sintético durará para siempre.

HECHO: El césped artificial tiene una vida útil proyectada de aproximadamente ocho años,  NO tienen las propiedades regenerativas del césped natural. Al final de su vida requieren costes adicionales de retiro y disposición.

 

MITO: Debido a que el césped artificial es sintético, puede soportar un uso exhaustivo sin la necesidad de darle mantenimiento.

HECHO: El césped artificial requiere atención regular, así como el mantenimiento semestral, incluyendo la adición de relleno, la limpieza de objetos caídos o lanzados, la reparación y restauración del desgaste o desgarres, iguales que la hierba natural pero más complicados y costosos.

 

MITO: Los campos sintéticos drenan mejor el agua que el césped natural.

HECHO: Los propietarios de campos de césped artificial están descubriendo problemas con el drenaje de sus instalaciones. Es algo que los proveedores no les dicen y ocultan.

 

MITO: Los campos artificiales son más duraderos que los campos de césped natural.

HECHO: El césped natural ha sido cultivado, como nunca, para soportar una variedad más amplia de condiciones y tiene la ventaja adicional de ser capaz de auto-repararse.

 

MITO: Las superficies artificiales se pueden usar en cualquier momento.

HECHO: Las temperaturas en la superficie del césped artificial pueden alcanzar frecuentemente, hacia arriba, más de la mitad de la temperatura del aire. La mecánica y estructura cambia, causando incomodidad en los usuarios y volatilizando componentes tóxicos.

 

MITO: El nuevo relleno basado en caucho hace que el césped artificial sea tan elástico y benévolo como el césped natural.

HECHO: Si bien la nueva tecnología ha compensado la dureza del césped sintético, muchas lesiones siguen siendo comunes debido a la falta de capacidad de amortiguar las caídas y absolver/distribuir la presión.

 

MITO: Los materiales utilizados para crear césped artificial son perfectamente seguros.

HECHO: El caucho y la arena utilizados para relleno de césped artificial son una amenaza tóxica para la salud humana cuando se expone al calor, al impacto y a otras influencias.
NO se tiene certeza de que los aditivos y rellenos usados estén libres de toxicidad y que no contaminen los mantos freáticos. Un pasto natural está libre de todos esos inconvenientes.

 

MITO: El césped artificial es sintético, no está ligado al ecosistema y no presenta efectos sobre el medio ambiente.

HECHO: El césped artificial es una causa de daño al medio ambiente debido a degradación y el lixiviado de sustancias químicas extraídas del relleno.

 

MITO: El césped artificial es mejor para el medio ambiente porque no necesita los recursos naturales del pasto natural.

HECHO: Mientras que el césped natural requiere agua y control de plagas para mantenerse sano, los beneficios resultantes para el medio ambiente superan con creces esos costos.

  • Generación de oxígeno. Pasto tiene clorofila.
  • Control de la erosión del suelo
  • Estabilización de la generación de polvo
  • Filtración / purificación del agua
  • Captura de agua de lluvia para la reposición de agua subterránea
  • Control de inundaciones / disminución de escurrimientos
  • Control activa de la contaminación atmosférica
  • Aumento de la captura y biodegradación de sustancias compuestos orgánicos sintéticos
  • Reducción de los gases de efecto invernadero. Captura de CO2
  • Restauración de suelos
  • Disipación del calor urbano / reducción de la temperatura
  • Reducción del ruido
  • Reducción del deslumbramiento
  • Reducción de la contaminación por smog
  • Disminución de alergias por polen
  • Prevención de incendios. Los incendios de canchas sintéticas provocan compuestos altamente tóxicos.

 

MITO: Los jugadores de los deportes profesionales, los entrenadores y los aficionados prefieren el césped artificial.

HECHO: Del fútbol americano, béisbol hasta fútbol soccer, los involucrados con los deportes profesionales prefieren pasto natural no sólo por su consistencia para absorber impactos y el comportamiento de una pelota, sino también por los efectos más benévolos sobre el cuerpo humano.

 

MITO: El césped artificial es tan bueno como el césped natural en todos los sentidos.

HECHO: Absolutamente falso. Aunque actualmente no hay investigación relacionada con el césped artificial, los estudios han demostrado que la hierba natural tiene un impacto positivo en los seres humanos en lo emocional, así como en lo visual.

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA

REFERENCIAS TOMADAS DE Turfgrass Resource Center:

  1. “A Guide to Synthetic and Natural Turfgrass for Sports Fields: Selection, Construction and Maintenance Considerations,” SportsTurf Managers Association.
  2. “Field Construction Costs,” by Mike Kelly, Glenn Rehbein Companies.
  3. “Turf Wars,” Landscape Contractor National, June 2005.
  4. “Experts spell out the true cost of synthetic turf maintenance,” by Lynne Brakeman, Athletic Turf News, May 24, 2005. OR “A sports Field Manager’s Perspective: Synthetic Turf Construction Considerations, Maintenance Costs & Concerns,” Amy J. Fouty, CSFM, MiSTMA Synthetic Turf Infill Seminar, Detroit, May 11, 2005.
  5. “Experts spell out the true cost of synthetic turf maintenance,” by Lynne Brakeman, Athletic Turf News, May 24, 2005. OR “A sports Field Manager’s Perspective: Synthetic Turf Construction Considerations, Maintenance Costs & Concerns,” Amy J. Fouty, CSFM, MiSTMA
    Synthetic Turf Infill Seminar, Detroit, May 11, 2005.
  6. “Synthetic turfgrass costs far exceed natural grass playing fields,” by Brad Fresenburg, Ph.D., University of Missouri, 2005.
  7. “Experts spell out the true cost of synthetic turf maintenance,” by Lynne Brakeman, Athletic Turf News, May 24, 2005. OR “A sports Field Manager’s Perspective: Synthetic Turf Construction Considerations, Maintenance Costs & Concerns,” Amy J. Fouty, CSFM, MiSTMA
    Synthetic Turf Infill Seminar, Detroit, May 11, 2005.
  8. “Artificial Turf: Separating Fact from Fiction,” West Coast Turf booklet.
  9. “A Guide to Synthetic and Natural Turfgrass for Sports Fields: Selection,
    Construction and Maintenance Considerations,” SportsTurf Managers
  10. “Synthetic Surface Heat Studies” by Drs. C. Frank Williams and
    Gilbert E. Pulley, Brigham Young University, 2002.
  11. “Field fails first test,” The NWI Times, by Jim Peters,
    September 29, 2005.
  12. “Why choose natural turf? A discussion on natural versus artificial turf
    for sport and leisure applications” by the European Seed Association,
  13. “Synthetic Turf Playing Fields Present Unique Dangers,” Applied
    Turfgrass Science, November 3, 2005.
  14. “Synthetic Surface Heat Studies” by Drs. C. Frank Williams and
    Gilbert E. Pulley, Brigham Young University, 2002.
  15. “Synthetic Turf Playing Fields Present Unique Dangers,”
    Applied Turfgrass Science, November 3, 2005.
  16. “Why choose natural turf? A discussion on natural versus artificial
    turf for sport and leisure applications” by the European Seed
    Association, 2006.
  17. “Why choose natural turf? A discussion on natural versus artificial turf
    for sport and leisure applications” by the European Seed Association,
  18. Synthetic Turf Playing Fields Present Unique Dangers,” Applied
    Turfgrass Science, November 3, 2005.
  19. “Drug-resistant bacterial infections on a college football team traced to
    body shaving and artificial turf burns,” Athletic Turf, December 1, 2004.
  20. “A Menace in the Locker Room,” SI.com, by Phil Taylor,
    February 23, 2005.
  21. “Water Right: Conserving Our Water Preserving Our Environment,”
    by International Turf Producers Foundation.
  22. “Take a pass on fake grass,” by Guive Mirfendereski, March 29, 2006.
  23. “An Assessment of Environmental Toxicity and Potential
    Contamination from Artificial Turf using Shredded or Crumb Rubber,”
    by Joseph P. Sullivan, Ph.D., August 16, 2005.
  24. “Gardeners: tread lightly—green gazette—rubber mulch,” Mother
    Earth News, by Lindsey Hodel, April-May 2003.
  25. “Take a pass on fake grass,” by Guive Mirfendereski, March 29, 2006.
  26. silicosis.com, August 17, 2004.
  27. Boston College Fieldturf Blend “Silica Sand” warning label,
    August 2, 2004.
  28. “An Assessment of Environmental Toxicity and Potential Contamination from Artificial Turf using Shredded or Crumb Rubber,” by Joseph P. Sullivan, Ph.D., August 16, 2005.
  29. “An Assessment of Environmental Toxicity and Potential Contamination from Artificial Turf using Shredded or Crumb Rubber,” by Joseph P. Sullivan, Ph.D., August 16, 2005.
  30. “Artificial Turf: Separating Fact from Fiction,” West Coast Turf booklet.
  31. “No Surface Charm to Angel Loss; Glaus criticizes turf at Metrodome,” by Mike DiGiovanna, LA Times, May 1, 2004, page D1.
  32. “Grass is Back, Turf is Dying, Baseball Lives,” by Pat Borzi, New York Times, March 9, 2005, Section D, page 1, Column 4.
  33. “Why choose natural turf? A discussion on natural versus artificial turf for sport and leisure applications” by the European Seed Association, 2006.
  34. “The Role of Turfgrasses in Environmental Protection and Their Benefits to Humans” by Drs. James B. Beard and Robert L. Green, Journal of Environmental Quality, Vol. 23, no. 3, May-June 1994.

1 comentario

  1. Hola,
    1. Los estudiantes de las escuelas y prepas al rededor estarán también afectados; Es bien sabido que es un espacio de esparcimiento que invita al deporte cuando salen de los colegios. Ya no podrían usar las canchas libremente.
    2. Ojala algún medio de comunicación se sume para que enteren a quienes a otras personas de lo que esta sucediendo.
    De ante mano gracias por mantenernos enterados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *