Razones por las cuales la Consulta Vecinal está viciada

La consulta está siendo impuesta para justificar varias anomalías. El proceso ha tenido nula transparencia. Por ello, los vecinos nos oponemos a una Consulta Vecinal sobre si la cancha “usará pasto artificial o  no”:

  1. No se nos ha informado como vecinos y usuarios, a pesar de las peticiones que hemos hecho, sobre los detalles del Proyecto para remodelar las canchas. No conocemos que implicaciones tendrá y cómo afectara la totalidad del parque.  Ni sus costos ni sus alcances. Actualmente, con lo único que contamos es con un render de baja definición.
  2. No conocemos los términos de la licitación del proyecto de la canchas, ni bajo que argumentos se contrató a la empresa Frajor. Cuando hemos solicitado conocerlo, nos han dicho que lo tenemos que hacer a través de Transparencia. Al día de hoy la Plataforma Nacional de Transparencia nos ha retrasado la entrega aduciendo retrasos de las autoridades correspondientes.
  3. No se ha incluido la voz de la ciudadanía para definir cuáles son las necesidades de los usuarios y vecinos de dichas canchas para que se mantenga autosustentable a largo plazo.
  4.  La consulta se debió realizar antes de siquiera comenzar y asignar el proyecto a una empresa. Desde un inicio se debió consultar a los usuarios y vecinos de las canchas cuáles son los cambios que se requerían. Ahora ya que asignaron un contrato a una empresa, están haciendo la consulta para justificar dicho contrato.
  5.  Acotan la consulta a una mínima parte del proyecto: ¿desean que el piso sea de tierra o de pasto? , no obstante no abren la posibilidad de opinar sobre las gradas que implicarían el cierre de pasillos actualmente abiertos al público.
  6. No han definido intervención de las autoridades electorales correspondientes para dicha consulta.
  7. No incluye a las autoridades electorales, es en día laboral y a domicilio. Las autoridades piensas recorrer casa por casa el martes 14 de febrero para “consultar” si los vecinos están de acuerdo. Omiten la intervención de autoridades electorales y actúan como juez y parte.

En suma, la consulta debe ser sobre el proyecto total, con ánimos de establecer diálogo y retroalimentación para mejorarlo. Hacer una consulta sólo sobre una pequeña porción, aduciendo que todo el Proyecto ya se le asignó a una empresa, es no escuchar ni atender las verdaderas necesidades de usuarios y vecinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *