Lo siguiente es una cronología de los hechos. Nuestro objetivo, como vecinos y usuarios de la Benito Juárez y de la Colonia del Valle ha sido un crear un proyecto sustentable económicamente para el parque (que el mantenimiento sea pagable sin importar los presupuestos que reciban las futuras administraciones de la Delegación) y que las canchas sean públicas y gratuitas siempre.

  • 2014. Usuarios y Vecinos del Parque ofrecen a la Delegación, dado el deterioro de las canchas, reunir fondos de los propios vecinos para restaurar la cancha, sin ningún fin de lucro. La Delegación no lo permite.
  • 2015.  Vecinos formalmente solicitan mantenimiento y remodelación como parte de un proyecto económicamente sustentable de las canchas. Se aprueba remodelación del Parque para el Presupuesto Participativo del 2016
  • 2016. El Presupuesto Participativo que comprendía nivelación de la cancha, restauración de la malla ciclónica, mantenimiento de porterías y colocación de luminarias ya aprobado no se ejerció. La justificación de la delegación es que el presupuesto aprobado para dicho proyecto era escaso para cubrir las peticiones de los vecinos.  En este tenor, los vecinos solicitarón que se le de seguimiento al mantenimiento y restauración para el Presupuesto Participativo 2017 de forma que el siguiente año se pueda llevar a cabo la restauración.A la fecha, se desconoce en cómo y qué se ejercieron dichos fondos, ya que las condiciones de las instalaciones no han cambiado. De octubre a diciembre usuarios y vecinos, solicitaron en varias reuniones, mesas de trabajo y visitas a la Delegación que se          les comunicara el estado actual de los proyectos. La respuesta que manifestaron fue que ignoraban el mismo. Además los  responsables de Obras y de Participación Ciudadana se negaban a recibirlos.
  • 2017. La Delegación informó en Enero de 2017, después de continua insistencia de los vecinos, de que un nuevo proyecto había sido asignado a una empresa.  Que el proyecto original de los vecinos, aprobado para el Presupuesto Participativo 2016 jamás sería ejercido.  Se les informó que en el nuevo proyecto se construirá una cancha de pasto artificial y gradas con un presupuesto de 6 millones de pesos. Además,  a los vecinos se les comunicó que las obras iniciaban ese mismo día.

Los vecinos se oponen al proyecto por ser de alto mantenimiento  y porque crea las condiciones para que las canchas del Parque  se utilicen  en un futuro para ligas de fútbol privadas como sucedió en el Parque Álamos y el Deportivo Benito Juárez. No sólo eso, la Delegación  se ha negado constantemente a recibir cualquier tipo de retroalimentación  sobre el Proyecto dado que éste ya fue asignado a una empresa. Los vecinos, a través de mesas de trabajo,  han pedido conocer el Proyecto Total,explicando todas los desventajas que representaría tal como está planteado actualmente: pasto artificial y tribunas.

Ante esta coyuntura, la Delegación  ha argumentado que sólo se hará una consulta vecinal sobre si se utilizará pasto o tierra para las susodichas canchas, y que el resto del proyecto se hará como lo tienen planeado. Dicha Consulta se  puede prestar a un resultado sesgado, y la comunidad, al no tener información del proyecto total de remodelación de las canchas, se niega a dar una opinión sobre el mismo sin antes estar completamente informados.  No sólo eso, sino que es de suma importancia incorporar retroalimentación vecinal a la totalidad del proyecto de remodelación de las canchas. Es decir, no sólo limitarse a cuestionar si el material a utilizarse sea de tierra o de pasto.

 

 

La Delegación Benito Juárez pretende remodelar las canchas del Parque Arboledas (Pilares o Baden Powel) que se encuentra en la Colonia del Valle para colocar tribunas y césped artificial. La remodelación implicará que, probablemente, las áreas se arrienden para organizar ligas de fútbol particulares lo que impedirá su uso gratuito. No sólo eso, además, el tráfico de la zona se vería afectado y aumentaría la escasez de lugares de estacionamiento.  El material propuesto por la administración de Christian Von Roehrich para utilizarse es pasto artificial a lo que los vecinos han expresado los siguientes inconvenientes: requiere alto mantenimiento, durará poco, y además requiere calzado especializado para poderse utilizar. A la fecha, los detalles del proyecto no se han dado a conocer a la luz pública y no se ha involucrado la voz de la ciudadanía,  principalmente a los usuarios y vecinos del Parque.

En reiteradas ocasiones, los vecinos han solicitado a las autoridades de la Delegación Benito Juárez que a las canchas se les coloqué tierra nueva nivelada, un enrejado en buenas condiciones e iluminación apropiada. Es importante recalcar que los usuarios de las mismas consideran que son las únicas modificaciones que se requieren. Asimismo, la organización de partidos y jugadores tiene reglas tácitas conocidas por todos. Es decir, no se requiere de arbitraje ni normas impuestas para la buena convivencia dado que ya existen.

A pesar de dichas exigencias por parte de la ciudadanía, las autoridades han hecho caso omiso a las mismas. Incluso, a través de las consultas para el Presupuesto Participativo, se aprobó dicha renovación pero nunca se aplicó y no se conoce el destino final de este dinero.  Los vecinos se han opuesto firmemente al proyecto, y se han acercado a la Delegación para establecer su postura respecto al proyecto insustentable que la administración de la Benito Juárez propone.

En la Delegación ya se han privatizado las canchas del Parque Alamos y del Deportivo Benito Juárez. Desde hace un tiempo dejaron de ser gratuitas, y solo pueden usarse por particulares pagando por ellas.

¿Eres otro vecino inconforme con esta propuesta? Ayúdanos a detenerlo compartiendo la noticia en Redes Sociales. Estamos firmando una petición en contra de este proyecto y haciendo una contrapropuesta que ayude a mejorar el parque sin privatizarlo.

El proyecto que fue propuesto por vecinos, y aprobado por las autoridades, y que al día 23 de enero del 2017 no se ha ejercido es el siguiente:

  • Nivelación de la cancha de fútbol soccer suministrando tepatete para corregir niveles y pendientes existentes bacheando la gran cantidad de hoyos causada por lluvias.
  • Restaurar y cambiar malla ciclónica existente en las partes que se requiera y que delimitan la cancha de fútbol
  • Incrementar el lado de la malla en lado oriente a 6 metros para evitar accidentes e incidentes por balones que salen de la cancha
  • Darle mantenimiento a las porterías, y forrarlas de malla ciclónicas para evitar que se vayan cuando se anotan goles
  • Colocación de luminarias para todas las áreas deportivas del parque (fútbol, basquetbol, y voleibol), así como corredores y andadores del parque

 

Desde la inauguración del Parque Álamos, hasta enero del 2010, las canchas de fútbol del mismo eran públicas. Bajo la justificación de una renovación en pro del “rescate urbano” desde entonces las canchas de balompié se privatizaron. Hoy en día para poderlas utilizar uno debe pagar por ellas.

Esta práctica de instalarle canchas de pasto sintético, y después rentarlas, se ha vuelto práctica común en la Ciudad de México para las diferentes delegaciones.

En la Deportivo Benito Juárez se construyeron, en lo que antes eran áreas públicas, canchas de fútbol sintético.  Hoy para poder jugar, uno debe pagar arbitraje e inscripción. La Liga es conocida como Fútbol 7 Premiere Benito Juárez.